miércoles, 2 de julio de 2014

La imagen “borrosa” de los atletas paralímpicos

El pasado mes de mayo, el boletín semanal del CERMI publicó un artículo de opinión de Josep Solves acerca de la imagen que los medios están construyendo de los atletas con discapacidad. Aquí tenéis el texto, por si os interesa echarle un vistazo.


La imagen “borrosa” de los atletas paralímpicos

Las ciencias sociales han intentado desde los años ochenta analizar la imagen que los medios de comunicación construyen y difunden de las personas con discapacidad porque siempre se ha intuido que dicha imagen contribuye, de manera manifiesta o tácita, a estigmatizarlas. Y desde hace más o menos una década ese interés se ha centrado en estudiar el tratamiento mediático de las personas con discapacidad a través del deporte.

Probablemente, eso tiene que ver con el hecho de que los Juegos Paralímpicos se están convirtiendo en uno de los acontecimientos mediáticos más importantes del panorama deportivo internacional y que, a través de ellos, se proyecta una imagen de la discapacidad que llega a cientos de millones de personas.

Para el Grupo de Investigación sobre discapacidad y Comunicación (GIDYC) de la Universidad CEU Cardenal Herrera esta ha sido también una preocupación prioritaria desde 2008 y, por ello, hemos analizado sistemáticamente el tratamiento que los medios españoles dieron a los Juegos de Pekín y la cobertura informativa de los de 2012 en Londres.

Y cuando nos preguntamos cuál es la imagen que se está proyectando de los atletas con discapacidad en la información sobre estos “megaeventos”, nuestra conclusión general es que existe una poderosa tensión entre, por una parte, la tendencia de los medios a presentarles como héroes y, por otra, la de no prestarles la atención que, en teoría, merecerían.

Parece una paradoja, pero no lo es. Los medios deportivos regionales dedican una gran atención a estos atletas porque en ellos prima el valor de la proximidad, lo que hemos denominado el “anclaje de cercanía”, mientras que los medios de mayor audiencia han de atender los “intereses generales”, entre los cuales parecen no encontrarse todavía los Juegos Paralímpicos. Otro caso muy distinto, claro está, es el de los medios públicos (TVE y RNE), que se ven obligados a cubrir estos acontecimientos y a sus protagonistas en atención a su “responsabilidad social”.

Por eso, en los medios más locales aparece un tipo de relato que nos hemos atrevido a calificar de “épico”, basado en las historias de vida de los atletas, en una excepcional implicación del narrador y en la tendencia a concluir con un final feliz que, a veces, incluso esconde el hecho de que los resultados no cubren las expectativas. Sin embargo, en los diarios generalistas y en los deportivos de edición estatal, así como en las televisiones privadas, la información sobre los atletas con discapacidad es muy inferior a la que se ofrece sobre otros acontecimientos (empezando, por supuesto, por el fútbol, pero muy por debajo también de otros deportes como el baloncesto, el tenis o el motor) y se reduce a los datos sobre algunas medallas o records.

Hay excepciones, por supuesto, como David Casinos o Enhamed Enhamed, y de forma destacada Teresa Perales, que con 22 medallas ha igualado el récord de Michael Phelps. Pero, confirman la regla: incluso en estos casos, la atención que han conseguido por parte de los medios no puede compararse, ni de lejos, con la que éstos dedicaron a la “tristeza de Ronaldo” o, ni siquiera, a la que prestan cualquier semana a un partido del Barça.

Así pues, nuestros datos apuntan que los medios en general construyen una imagen contradictoria, algo “borrosa”, podríamos decir metafóricamente, de los atletas con discapacidad. Cuantitativamente, el espacio que se les dedica ha crecido en los últimos años y con ello ha mejorado su imagen como deportistas de élite. Pero, este espacio continúa siendo muy escaso en los medios privados de mayor difusión, lo que da muestras de su falta de interés en unos acontecimientos que, sin duda, poseen todos los valores de la noticia. Por otra parte,  cualitativamente perdura la tendencia a presentarles como héroes que han sobrevivido a grandes dificultades, que han superado grandes retos vitales. Lo que, por supuesto, es verdad, pero les muestra como atletas “diferentes” y “excepcionales” en comparación con sus compañeros y colegas “sin discapacidad”.

Probablemente, esta imagen ganará nitidez en los próximos años. Y los atletas paralímpicos se mostrarán como lo que son: deportistas de élite que compiten con otros atletas en un contexto de enorme exigencia. Dejarán de ser héroes para convertirse en referencias habituales, a veces anodinas, en los grandes diarios y en informativos del mediodía. Será el precio de la “normalización”.

Josep Solves Almela, Profesor de comunicación de la Universidad CEU Cardenal Herrera
Coordinador del Grupo de Investigación sobre Discapacidad y Comunicación (GIDYC)

Aquí tenéis el enlace al texto en Cermi.es Semanal
http://semanal.cermi.es/noticia/opinion-imagen-borrosa-paralimpicos-solves.aspx

jueves, 15 de mayo de 2014

¿En qué se parecen una persona con discapacidad y un vampiro?

El día 14 de mayo tuvimos la suerte de poder disfrutar en la Universidad CEU Cardenal Herrera de dos conferencias interesantísimas para el trabajo que desarrollamos sobre la discapacidad y los medios.



Durante la mañana, recibimos a Luis Leardy, director de Comunicación del Comité Paralímpico español, con el que llevamos trabajando desde 2008 y que tanto nos ha ayudado en todas nuestras investigaciones acerca del tratamiento de estos Juegos en los medios españoles. Leardy impartió una conferencia en la que, tras detallar algunas cuestiones terminológicas acerca de la discapacidad, nos explicó la evolución del tratamiento mediático de los Paralímpicos en los últimos años y cuál ha sido la estrategia comunicativa del Comité para garantizar una cobertura cada vez más adecuada, tanto cuantitativa como cualitativamente.

Según Leardy, los Juegos están dejando de ser un fenómeno mediático cuatrienal para incorporarse cada vez más a los medios como noticia "entre Juegos", lo que supone un avance en el sentido de la "normalidad" informativa. Por otra parte, utilizó datos de una encuesta realizada recientemente a 800 personas para demostrar que el deporte paralímpico es cada vez más conocido y aceptado socialmente. Por último, defendió la estrategia comunicativa del CPE porque tiene como objetivos tanto fomentar la práctica deportiva entre las personas con discapacidad como presentar a los atletas paralímpicos como buenos ejemplos sociales: son personas que han superado grandes dificultades y que se esfuerzan para mejorar cada día.



Por la tarde, la doctora Leonor Lidón, miembro de la Comisión de Imagen Social y Medios de Comunicación del CERMI, expuso las diferencias entre los tres modos de concebir la discapacidad (el modelo de la prescindencia, el modelo médico y el modelo social) y planteó que a todos se nos puede "romper la mirada": todos podemos contemplar al "otro" al "diferente" de forma inadecuada. En el caso de la discapacidad, nos hizo la siguiente pregunta: ¿En qué se parecen y en qué se diferencia una persona con discapacidad y un vampiro? Se parecen en que ninguno de ellos se refleja en los espejos, las personas con discapacidad son invisible en los espejos sociales, en los medios. Se diferencian, sin embargo, en que todos sabemos cómo hemos de importarnos si nos encontramos con un vampiro: sabemos que hemos de ponernos un collar de ajos, cómo podemos matarlo con una estaca de plata, etc; pero cuando nos encontramos con una persona con discapacidad no sabemos qué debemos hacer, nos asaltan la incertidumbre y la perplejidad.

Lidón partió del artículo 8 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad para explicar la responsabilidad que tienen los medios de comunicación en la construcción y difusión de una imagen de estas personas acorde con la realidad, con sus necesidades y con sus derechos.

Leonor Lidón fue galardonada en 2010 con el  IX Premio Aequitas de Investigación Jurídica por su obra La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. ¿Por qué una toma de conciencia? Una propuesta para los medios de comunicación.

jueves, 8 de mayo de 2014

El profesor Sakis Pappous visita el CEU

Durante los días 7 y 8 de mayo de 2014 tuvimos la satisfacción de recibir en la Universidad CEU Cardenal Herrera la visita del profesor Sakis Pappous, de la 'School of Sport & Exercise Sciences' de la Universidad de Kent. El profesor Pappous es una de las referencias más importantes en este momento en el estudio del tratamiento que los medios dan a los Juegos Paralímpicos.

 

El miércoles día 7, el profesor Pappous impartió una conferencia sobre Paralímpicos y comunicación en la que explicó brevemente el tratamiento social que la discapacidad ha ido recibiendo en las distintas fases de evolución de la sociedad occidental, desde la Grecia clásica hasta la contemporaneidad, distinguió el modelo tradiconal de concebir la discapacidad, el llamado modelo médico, del modelo social, y desgranó las distintas líneas de investigación que él mismo ha desarrollado sobre el tratamiento que los medios otorgan a los Juegos Paralímpicos, así como los posibles desarrollos futuros de dichas líneas.


Por la tarde, el profesor Pappous mantuvo con el GIDYC un seminario en el que expuso la estructura que ha de seguir un artículo científico, así como sus consejos para tener más éxito en la publicación de las investigaciones en revistas internacionales de impacto.

La visita del profesor Pappous también ha servido para afianza nuestras líneas de investigación conjuntas, así como para discutir acerca de otras posibles colaboraciones en el futuro. Para el GIDYC ha sido una experiencia extraordinaria.

miércoles, 22 de enero de 2014

El GIDYC vuelve a Canterbury

Durante el año 2013 tuve el placer y la suerte de realizar dos pequeñas estancias de investigación en la Universidad de Kent, en la que trabaja el profesor Sakis Pappous, un investigador de referencia en los estudios sobre comunicación y Juegos Paralímpicos. Mi primera visita, en el mes de abril, sirvió para establecer un primer contacto entre dos equipos muy interesadas por esta cuestión y mi segunda estancia, en julio, y con toda mi familia, fue el marco en el que establecimos nuestros acuerdos preliminares de colaboración en la dirección de tesis y la confección de estudios que pudieran traducirse en aportaciones científicas de relevancia.

Sebastián Sánchez y Sakis Pappous
Estos días el GIDYC vuelve a Kent para continuar con el trabajo, representado ahora por mí mismo y por el profesor Sebastián Sánchez, de la Universidad de Valencia y miembro también de nuestro equipo. Junto con el profesor Pappous, hemos trabajado en la redacción de tres artículos científicos sobre los Juegos Paralímpicos de Londres que esperamos puedan publicarse pronto.

Esta relación personal y de trabajo con el profesor Pappous es un honor para el GIDYC. Y estamos seguros que significará un gran progreso en nuestros conocimeintos, así como un paso de gigante en nuestra voluntad de internacionalizar nuestro trabajo. 

viernes, 4 de enero de 2013

Las magdalenas gordas... y los Paralímpicos


El anuncio titulado 'El Currículum de Todos', de una famosa marca de embutidos,dirigido por la cineasta Icíar Bollaín, despidió el año 2012 en varias de las cadenas de televisión españolas. Y para entonces, ya se había convertido en un fenómeno comunicativo en las redes sociales. En él, el famoso payaso Fofito, junto con muchos rostros conocidos de la escena local, hace una lista de los hitos y valores de los que los españoles pueden sentirse orgullosos para contrarrestar la sensación de pesimismo reinante en el país debido a la crisis económica y sus enormes y nefastas consecuencias.

Los personajes del anuncio van desgranando la lista de presuntos logros y se citan en ella siete premios Nobel, el alto índice de transplantes de órganos, la Generación del 27, el Quijote, la fregona, el chupa-chup, las torrijas, la paella, las magdalenas gordas, el AVE, la natación sincronizada, la vela, el fútbol... y los Paralímpicos.

No se trata aquí de juzgar si el anuncio manifiesta una forma subconsciente de eludir asumir las responsabilidades que el país tiene en su situación, ni de valorar si los hitos y "orgullos" lo son merecidamente. Sino de destacar que, entre ellos, como un elemento más entre lo positivo, entre lo "propio" de lo que los españoles pueden alegrarse y sentirse orgullosos, los guionistas del spot han incluido precisa y explícitamente a los atletas paralímpicos.

Y es una novedad importante. En el análisis que nuestro equipo realizó de la cobertura informativa de los Juegos Paralímpicos de Pekín, que se publicó en junio pasado en la colección Cermi.es, ya se anunciaba que los deportistas de élite españoles con discapacidad se estaban convirtiendo en héroes nacionales. El proceso, sin embargo, parece haberse afianzado en los Juegos de Londres. Y lo veremos con los resultados del estudio que realizamos en estos momentos sobre esta última edición y en donde nos esforzaremos por comparar la percepción social de dichos atletas entonces y ahora.

En The Paralympian de diciembre pasado, la revista del Comité Paralímpico Internacional, la nadadora Teresa Perales, después de recordar que en España los medios de comunicación habían comparado sus 22 medallas con las conseguidas por Michael Phelps, afirmaba: “Creo que el legado de estos juegos es haber ayudado a cambiar el modo en que la gente nos ve” (página 32) 

Recientemente, la BBC anunciaba que, según se desprende de una encuesta realizada por ComRes para la cadena, tres cuartos de los británicos tienen un sentimiento más positivo respecto a las personas con discapacidad después de los Juegos Paralímpicos. Casi el 80% de los encuestados sin discapacidad afirmaron haber mejorado su percepción de la discapacidad tras los Juegos.

No tenemos todavía estudios fidedignos como los realizados para la BBC. Pero la mención expresa de los paralímpicos entre los “orgullos” nacionales, la comparación de una atleta paralímpica con uno de los atletas probablemente más conocidos de los últimos tiempos, y la encuesta en Gran Bretaña son indicios suficientes para sospechar que el cambio de percepción se está produciendo realmente.

miércoles, 6 de junio de 2012

Comunicación sin barreras

He mencionado en varias de las entradas de este blog el Seminario sobre Medios de Comunicación sin Barreras, que se ha desarrollado anualmente desde 1997 en la Universidad CEU Cardenal Herrera en colaboración con la Conselleria de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana. Este es un reportaje de Ceumedia sobre la edición del 2010.



El seminario empezó siendo una breve aproximación a las barreras arquitectónicas y a su tratamiento mediático cuya motivación fundamental consistía en sensibilizar a nuestros alumnos de periodismo para que, cuando llegaran a los medios, trataran estas cuestiones de forma más adecuada.

Con los años, sin embargo, ha terminado convirtiéndose en una exhaustiva revisión a cuatro grandes cuestiones:
  • la enorme diversidad de la propia discapacidad; 
  • las dificultades comunicativas que tienen las personas con alguna discapacidad, así como los lenguajes alternativos (Braille, lengua de signos, etc.) que intentan minimizar esas dificultades; 
  • el tratamiento que los medios otorgan a las personas con discapacidad (no solo en los formatos informativos, sino también en los publicitarios y artísticos); 
  • y las aportaciones que las tecnologías van haciendo para que las personas con discapacidad puedan acceder en igualdad de condiciones al conocimiento, la información o el entretenimiento (subtitulado, audiodescripción, accesibilidad web, etc.).
Lo que no ha cambiado en el Seminario es su motivación principal: la sensibilización de los futuros profesionales de la comunicación social para que, desde ella, desarrollen su labor con más acierto. Por eso intentamos en cada edición que los alumnos "vivan" la discapacidad de la forma más cercana posible: tapándoles los ojos, subiéndoles a una silla de ruedas, impidiendo que puedan oír. Decía Concha Aldomar, una de las fundadoras del seminario, que cuando los alumnos lo han terminado, sus vidas son distintas. Y es verdad: desde entonces entienden mucho mejor la discapacidad y a las personas con discapacidad.

lunes, 4 de junio de 2012

Paralímpicos ¿Nuevos héroes para el nuevo siglo?

La nadadora Teresa Perales entrevistada para TVE durante los Juegos de Pekín
Teresa Perales entrevistada por TVE     FOTO: Comité Paralímpico Español
El deporte es, más allá de las apariencias de superficialidad o insignificancia, una de las cuestiones importantes del siglo XX. Y debería haber sido objeto de estudio de la sociología y, en general, de las ciencias sociales de la pasada centuria. No lo ha sido, precisamente, por el desprecio intelectual que ha despertado en unas disciplinas frecuentemente demasiado elitistas: la trascendencia propiamente sociológica, simbólica, económica, política y cultural del deporte están fuera de toda duda.

Es indudable, también, la importancia que el deporte ha tenido en la creación y difusión de una cultura del bienestar y de la salud en los últimos tiempos. Y específicamente, es de enorme trascendencia el papel que el deporte ha interpretado en la recuperación física, pero sobre todo social, de las personas con discapacidad, desde que Ludwig Guttmann intuyera con acierto que el deporte podría contribuir enormemente a la rehabilitación (en todos los sentidos) de los lesionados medulares víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

De hecho, los juegos que Guttmann organizó en la localidad inglesa de Stoke Mandeville en 1948 son el precedente inmediato de los Juegos Paralímpicos, que se empezaron a desarrollar oficialmente en Roma en 1960 y que desde entonces suponen, no solo un gran acontecimiento deportivo, sino sobre todo la fuente de inspiración y desarrollo de muchos valores y aspiraciones propios de nuestro tiempo: el esfuerzo como garante del éxito, el irrenunciable espíritu de superación, la solidaridad y el compañerismo, por poner sólo unos ejemplos.

Finalmente, es incuestionable que los medios de comunicación de nuestros días contribuyen decisivamente a construir el sentido que para nosotros tienen las cosas, las personas o los procesos. Con su hegemónica posición en la producción de sentido, construyen de hecho gran parte de nuestra "realidad social". Y lo hacen con cualquier materia: el concepto de progreso, las personas inmigrantes o los procesos económicos. Todo cabe en las manos constructoras de los media. También, por supuesto, las personas con discapacidad y, claro está, el deporte de personas con discapacidad más "noticiable": los mencionados Juegos Paralímpicos.

Ahora bien, ¿qué "realidad" construyen y difunden los medios sobre ese fenómeno? ¿Cómo hablan de las pruebas y de los atletas? ¿Utilizan los mismos recursos, el mismo lenguaje, las mismas formas, que para construir su imagen de los Olímpicos? ¿O destacan la discapacidad como elemento distintivo? ¿Contribuye el tratamiento que los medios otorgan a este fenómeno a la estigmatización o a la integración de las personas con discapacidad en las sociedades contemporáneas? ¿Son los atletas paralímpicos sólo personas con discapacidad o nuevos héroes para el nuevo siglo?

El Grupo de Investigación sobre Discapacidad y Comunicación de la Universidad CEU Cardenal Herrera (GIDYC) se planteó en 2008 estudiar el tratamiento informativo de los Juegos Paralímpicos que ese año se celebrarían en Pekín y responder a esas y otras preguntas con el objetivo final de mejorar en lo posible la comunicación al respecto y, en definitiva, de ayudar a la construcción más adecuada de una imagen que, sin duda, tendrá efectos sociales de gran relevancia.

El resultado de los trabajos que iniciamos entonces, y que han contado con el apoyo inestimable de la universidad CEU Cardenal Herrera y del Comité Paralímpico Español, se publicará muy pronto por parte del CERMI. Se trata del primer estudio sobre la materia en España.